¿Cuánto cuesta un vídeo testimonial?

Hacer o no hacer un vídeo testimonial te va a costar dinero. Esa es la realidad. La clave es comprender cuál es el papel de este activo digital en el medio plazo dentro de tu empresa. Si hablamos de cuánto cuesta un vídeo testimonial entran en valor diferentes aspectos, tanto técnicos como a la hora de perder coste de oportunidad en caso de no tenerlo.

¿Cuál es el rango de precios de un vídeo testimonial?

Un vídeo testimonial premium con todas las garantías y calidades, puede costar entre 4K y 20K €.

En Identifilms ofrecemos 3 precios para los vídeos testimoniales. Pide una cita para discutir sobre tu proyecto y te ayudaremos a darle forma, según tus necesidades y presupuesto. También puedes comprobar previamente si tu empresa es apta para la realización de un vídeo testimonial realizando nuestro test de idoneidad.

¿Qué elementos determinan el precio de un vídeo testimonial?

Los elementos de coste más habituales son:

Valor de la producción

En otras palabras, el uso de elementos técnicos de alta gama, calidad de iluminación usando ciertas luces, cámaras de cine, más pesadas con ópticas de cine, filtros, travelling electrónicos, gimbals, foquistas, etc, algo sencillo se torna más complejo y participan más personas. Evidentemente se planifican escenas, y grabar 1 escena que genere 2 o 3 planos puede llevar una hora. Todo esto evidentemente requiere más personal y tiempo. 

Guión

Existen varios niveles de profundidad a la hora de trabajar los contenidos de un guión. Trabajamos de forma estandarizada para asegurarnos extraer las claves que queremos retratar. Creamos documentación que se puede compartir con quienes toman las decisiones finales de validación, sean product managers, CEOs o CMOs. 

Workflow

Es el flujo de trabajo en la postproducción: no es lo mismo manejar material 4K grabado a 150 Mb/s que material 8K RAW 12 bit que necesitará etalonaje a mano en ordenadores potentes. Distintos expertises y tiempos son necesarios. Además, el arreglo de sonido es muy importante. 

Planificación de escenas

Es ideal crear algunas escenas que den fuerza a los tramos en el vídeo testimonial. Planos héroe, planos de proceso, primeros planos bien iluminados de productos, etc. Estas escenas se proponen y valoran en equipo. Aportan credibilidad y dinamismo.

Localizaciones, días de grabación, desplazamientos y dietas

La calidad aparece cuando tomas más tiempo para cada plano, usas más cámaras, alquilas espacios donde grabar, etc. 

Motion graphics

Generalmente los gráficos animados no forman parte del mundo de los vídeos testimoniales, pero en ocasiones puede tener sentido. 

Número de revisiones

Cambios que afectan a la estructura o más cambios sobre lo acordado llevan a un sobrecoste. En nuestra experiencia aún no hemos tenido estos problemas gracias a que nuestro proceso minimiza esta probabilidad y también los clientes confían en los criterios expuestos. 

Duración del vídeo testimonial

En este caso, a mayor duración, mayor coste. Pero trabajamos bajo la regla de menos es más.

Urgencia en plazos de entrega

Hacemos magia cuando hace falta. Dormir 3 horas no es un problema. Claro que no es gratis. 

No hacer hacer un vídeo testimonial también tiene un precio

¿Cuánto te está costando NO hacer un vídeo testimonial? y aquí es donde entramos en el otro punto de vista, relacionado con el coste de oportunidad. 

  • Si tienes un caso de éxito con un cliente, donde lo intangible de tus servicios fue clave, deberías de darle bombo y platillo con un vídeo testimonial. No hacerlo es sin duda desperdiciar una magnífica oportunidad. 
  • Ser el primero en hacer un vídeo testimonial de alta calidad en un sector determinado es también una oportunidad de ser la referencia, algo que no está disponible todos los días. 
  • Los valores más subjetivos e intangibles y por lo tanto más difíciles de cuantificar, como la satisfacción, sentimientos, afinidades, percepciones… son los elementos propios del vídeo testimonial: ahí es donde está el coste de oportunidad. Si tienes clientes contentos y no estás haciendo vídeos testimoniales, estás perdiendo una oportunidad, que se traduce en dinero que dejas de ingresar. Porque el vídeo testimonial te ayuda a vender más. 

En definitiva, aconsejamos ver el vídeo testimonial como una inversión a largo plazo, donde conviene confiar en un productora experta en esta cuestión. Además, abarcar cuánto cuesta un video testimonial desde de un amplio espectro de posibilidades y ventajas donde tu proveedor sabrá sacar lo mejor de tu empresa para la realización del vídeo.

El vídeo testimonial te permitirá recuperar la inversión en menos de lo que crees. 

Ojalá el motivo por el que quieras hacer un vídeo testimonial no sea que has visto que la competencia ya lo hace. Ve por delante.

Esperamos haberte ayudado a conocer los factores que condicionan cuánto cuesta un vídeo testimonial. Si estás interesado en realizar uno o tienes alguna duda puedes contactar con nosotros y pedir sin compromiso una reunión online con nuestros expertos. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *